FISC - La sociedad civil, en el marco de CONFINTEA VI declara que “la Educación de Personas Jóvenes y Adultas es la piedra angular en el logro de los ODM y un instrumento crítico para que todos los pueblos puedan combatir las actuales crisis, alimentaria, financiera y ambiental. No habrá solución a la crisis alimentaria o a la crisis del agua a menos que crezca la capacidad de hombres y mujeres para la acción”.

Entre otros puntos se exigió a los Estados que aseguren que la Educación sea respetada como derecho humano fundamental, que las políticas de alfabetización sean articuladas dentro de un marco de aprendizaje a los largo de la vida.

También se solicitó que se asignen los recursos necesarios para estas tareas y se modifiquen los marcos legales para garantizar el derecho la educación.