CLADEM, ha llamado a esta conferencia de prensa movidas por la preocupación que nos genera las diversas situaciones de discriminación y desigualdad que enfrentan las mujeres en Panamá, como también frente a la deficiente atención que se tiene en casos de asesinatos de mujeres clasificados como femicidios y a la alta cifra de denuncias de violencia intrafamiliar. En efecto a la fecha nos encontramos que las autoridades informan de 3.040 denuncias formales por violencia intrafamiliar y 43 asesinatos de mujeres.

En los últimos meses hemos advertido la escasa importancia que se ha dado al trámite del Ante Proyecto sobre Violencia Contra la Mujer y Tipificación del Femicidio presentado por la Defensoría del Pueblo de Panamá; en tanto otras iniciativas en ese sentido se han quedado rezagadas desatendiendo la necesidad de mejorar el marco legal contra la violencia hacia la mujer. CLADEM además, denuncia la arbitrariedad del Ministerio Público del Tercer Circuito Judicial (La Chorrera, Arraiján, Capira, Chame y San Carlos) que ha instruido a corregidores y corregidoras del Distrito de Arraiján a NO recibir denuncias de Violencia Doméstica, a que sólo apliquen Boletas de Protección y que informen a las víctimas que deben acudir a tramitar sus denuncias a las oficinas de la Dirección de Investigación Judicial; esa instrucción para el caso del Distrito de Arraiján coloca en un grave e innecesario riesgo personal a las víctimas, dado que dicha dependencia ubicada en Vacamonte no cuenta con las condiciones mínimas para recibir y atender estos casos.

Más asombro ha producido lo sucedido en la Asamblea Nacional de Diputados que frenó el Ante Proyecto de Pensiones Alimenticias, vulnerando de esa manera la Convención de los Derechos del Niño, Convención que es ley de la República. Esta posición, de algunos diputados y diputadas, vulneran no solo los derechos de los niños sino el de sus madres, frente a la irresponsabilidad de sus progenitores.

Expresamos nuestro rechazo por la disminución de personal, así como de funciones en la Oficina que atiende Violencia Doméstica en la Policía Nacional y en la Oficina de Acceso a la Justicia y Equidad de Género de la Corte Suprema de Justicia, así como de otras instituciones públicas como el Ministerio de Educación.

Llamamos la atención sobre lo que está sucediendo con el Ante Proyecto para las reformas electorales en donde las modificaciones para lograr la paridad política de las mujeres panameñas ha sido duramente atacada y cercenado los legítimos derechos de participación ciudadana de las mujeres.

Por lo antes expuesto, solicitamos a las autoridades competentes obligadas a defender y garantizar el derecho a la no discriminación y la violencia que tomen las acciones y medidas necesarias y urgentes para contrarrestar el retroceso y desmejoramiento a los Derechos Humanos de la Mujeres panameñas. Así como que den cumplimiento efectivo a las Leyes y políticas Públicas a favor de los derechos de las mujeres.

Ciudad de Panamá, 4 de octubre de 2011.